top of page
  • TechBalance

STARTUPFabiana Almeida: cambiar de vida para cambiar las vidas de los demás

Hablamos con la fundadora de Techbalance, que ofrece servicios de fisioterapia digital en Brasi




Fabiana Almeida habla con una sonrisa permanente, pero con la seguridad de quien lleva cinco años haciendo los deberes para sacar adelante su proyecto empresarial: Techbalance: un sistema de fisioterapia digital que ya está triunfando en su Brasil natal.

“Hace cinco años me di cuenta de que necesitaba darle la vuelta a mi vida y buscar un nuevo reto”, explica. Y ese cambio de forma de vivir ha supuesto también cambiar la de muchas personas que la tenían limitada por lesiones o problemas físicos.

Hemos hablado con ella, para que nos cuente cómo es su experiencia como mujer emprendedora en Brasil.


Tecbalance es uno de los proyectos finalistas de los premios a la Innovación social de la Fundación MAPFRE

Un modelo convincente

El modelo parece convencer, no solo a clientes y profesionales de la fisioterapia, sino también al jurado de los premios a la Innovación social de la Fundación MAPFRE, que lo ha incluido en su lista de finalistas. El próximo 23 de mayo sabremos si finalmente resulta ganador y recibe los 40.000 euros con los que están dotados los galardones en tres categorías.


Almeida explica que “pasar tiempo con mis dos hijos me hizo ver la importancia de disponer de esos momentos”. Tras un año de investigación científica, lanzó su proyecto empresarial: “No soy una investigadora, soy una mujer de negocios”, dice entre risas.

Cambié de mentalidad muy rápido y dejé atrás todos mis compromisos

Cambio de vida

Narra cómo decidió dedicarse a captar financiación, armada únicamente con su pitch del proyecto, esa explicación que cualquier persona emprendedora lleva siempre debajo del brazo.


Asegura que cambió de mentalidad “muy rápido y dejé atrás todos mis compromisos. Me dediqué al proyecto totalmente, puse en él toda mi energía, para desarrollar la tecnología”.

En unos minutos, cada persona tiene a su disposición una terapia que puede realizar en su domicilio

Una empresa diferente

Almeida afirma que su compañía “es completamente diferente, porque nuestro enfoque es totalmente distinto. Contamos con una nueva tecnología patentada en Brasil, Europa y Estados Unidos”.


En primer lugar, se produce una entrevista clínica con el paciente y después se le pide que se coloque en diferentes posturas. De esa forma, se genera un diagnóstico y una inteligencia artificial diseña una terapia que la persona puede realizar en su propio domicilio.


Esta tecnología “se puede aplicar a miles de personas en un solo día. Contamos con un cuadro de mando que nos permite ver el tipo de cuidado que realmente necesita cada persona”.

Hacemos el diagnóstico, gestionamos los datos y aplicamos los tratamientos

Un modelo convincente

El modelo parece convencer, no solo a clientes y profesionales de la fisioterapia, sino también al jurado de los premios a la Innovación social de la Fundación MAPFRE, que lo ha incluido en su lista de finalistas. El próximo 23 de mayo sabremos si finalmente resulta ganador y recibe los 40.000 euros con los que están dotados los galardones en tres categorías.


Almeida explica que “pasar tiempo con mis dos hijos me hizo ver la importancia de disponer de esos momentos”. Tras un año de investigación científica, lanzó su proyecto empresarial: “No soy una investigadora, soy una mujer de negocios”, dice entre risas.


Cambié de mentalidad muy rápido y dejé atrás todos mis compromisos

Cambio de vida

Narra cómo decidió dedicarse a captar financiación, armada únicamente con su pitch del proyecto, esa explicación que cualquier persona emprendedora lleva siempre debajo del brazo.


Asegura que cambió de mentalidad “muy rápido y dejé atrás todos mis compromisos. Me dediqué al proyecto totalmente, puse en él toda mi energía, para desarrollar la tecnología”.


En unos minutos, cada persona tiene a su disposición una terapia que puede realizar en su domicilio

Una empresa diferente

Almeida afirma que su compañía “es completamente diferente, porque nuestro enfoque es totalmente distinto. Contamos con una nueva tecnología patentada en Brasil, Europa y Estados Unidos”.


En primer lugar, se produce una entrevista clínica con el paciente y después se le pide que se coloque en diferentes posturas. De esa forma, se genera un diagnóstico y una inteligencia artificial diseña una terapia que la persona puede realizar en su propio domicilio.


Esta tecnología “se puede aplicar a miles de personas en un solo día. Contamos con un cuadro de mando que nos permite ver el tipo de cuidado que realmente necesita cada persona”.


Hacemos el diagnóstico, gestionamos los datos y aplicamos los tratamientos

Ahorros

Este modelo, según su creadora, supone “ahorrar mucho dinero, porque sabemos quién necesita qué realmente. Eso hace que el dinero y los cuidados vayan a quien lo necesita de verdad”.


La compañía ofrece un servicio integral, con “un ecosistema completo. Hacemos el diagnóstico, gestionamos los datos y aplicamos los tratamientos de dos maneras: con un fisioterapeuta digital en el teléfono móvil o con rehabilitación tradicional”.



El cuidado se completa con consultas de seguimiento semanales o mensuales, en función del tipo de terapia que se esté aplicando.


Gestión de datos

La gestión de datos permite asignar los recursos de la forma más eficiente, en función de las necesidades de cada paciente y los resultados obtenidos en terapias anteriores.


Según asegura la propia Almeida, el retorno de la inversión en estos cuidados se multiplica por 2,8 gracias a su modelo.


Buena acogida

El proyecto también ha tenido una buena acogida entre los profesionales de la fisioterapia. Aunque la emprendedora reconoce que “al principio, pensaban que la inteligenciar artificial les iba a quitar el trabajo”.


Pero su enfoque hace que “en nuestra plataforma, el fisioterapeuta es la estrella. Es el profesional que tiene la responsabilidad de desarrollar el caso. Están muy contentos con su responsabilidad”.


Cómo ve el futuro Fabiana Almeida

Cuando le preguntamos por el futuro, Almeida ríe y exclama: “¡Oh, mi ambición es tan grande….! Creo que la tecnología de verdad tiene el potencial de llegar a muchas personas. Mi principal motivo para desarrollar esta plataforma era que quería llegar a mucha gente. Y ahora puedo atenderlos y tratarlos con calidad”.


Ahora mismo, llega a 30.000 personas, pero quiere superar el millón y expandir su marca a todo el mundo.



Kommentare


bottom of page